Comité Organizador

 



 

Centro de Investigación Fragua  

 

Alexis Cortés, Departamento de Sociología, Universidad Alberto Hurtado 

 

Carolina Ávalos, Red de Profesores de Filosofía de Chile (Reprofich) 

 

Juan Carlos Ruiz, Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS, PUC) 

 

Este seminario, también cuenta con el apoyo y organización del Departamento de Sociología de la Universidad Alberto Hurtado y Fondecyt 1150860.

 


 El presente comité ha organizado el Seminario "Ciencia y Transformación Social" con el objetivo de generar un espacio que permita el encuentro entre investigadores en miras de construir alternativas de investigación científica. Es decir, que podamos reflexionar en torno a cómo superar la mera denuncia, crítica ideológica y academicismo por una praxis de investigación que sea políticamente comprometida. 


  

 

  • Centro de Investigación Fragua
    Fragua es una organización de investigadoras e investigadores jóvenes que buscan contribuir al desarrollo de una teoría revolucionaria que constituya un aporte en el avance del movimiento popular y social, como también de otros movimientos subalternos.

    "La transformación radical de la sociedad y la construcción de otra forma de vida, requiere de un conocimiento acerca del capitalismo y sus transformaciones más recientes, en tanto este nos posibilita contar con una ventaja estratégica en la toma de decisiones para el Movimiento Popular. Sin embargo, a pesar de que insertos en el capitalismo sus procesos son parte de nuestra cotidianidad, no son claramente identificables en nuestras experiencias inmediatas; de modo que se requiere de las herramientas de la investigación para conocer cómo operan estos procesos políticos, económicos y culturales.


    Bajo un análisis de las condiciones actuales, creemos que es necesaria la tarea por la recomposición del Movimiento Popular el cual también incluye una recomposición del mundo de los investigadores sociales y la producción de teoría revolucionaria. Mientras muchos investigadores han alojado la vinculación política de su trabajo en preocupaciones ético – morales individuales, u otros se han limitado a un rol de denuncia, no son mayoritarias las prácticas de investigación asentadas en una organización. Sin embargo, si efectivamente lo que buscamos es una transformación estructural, entonces se vuelve imprescindible una organización que no sólo supere los compromisos individuales (pues estos tienden a ser variables y espontáneos) sino que persiga un carácter popular en su quehacer.


    Desde este posicionamiento, en Fragua hemos iniciado la construcción de un espacio que recoja estas preocupaciones, y actualmente las desarrollamos desde la investigación en torno a la dinámica de la lucha de clases, el debate de las ideas en la comunicación y la proyección de una vinculación más concreta entre investigación y organizaciones populares." (Conversatorio Ciencia y Política, 2016) 

 

  • Alexis Cortés 
    Departamento de Sociología, Universidad Alberto Hurtado. Ha desarrollado investigación en los ámbitos de sociología de los movimientos sociales, sociología latinoamericana y urbana.

    "Una de las paradojas de la transición chilena a la democracia es que uno de los principales actores que participaron en el desgaste de la dictadura, el movimiento de los pobladores, fue uno de los grandes ausentes de esa transición. ¿En qué medida el imaginario creado por las ciencias sociales sobre este movimiento permite explicar esta desaparición? A fines de los años 80, los pobladores representaron para algunos intelectuales los principales protagonistas de una posible salida movilizante a la dictadura militar, sin embargo para quienes apostaron por una salida institucional, los pobladores representaban más bien un actor incapaz de articular las diferentes lógicas de acción colectivas presente en su seno. Desde la perspectiva de la sociología de la ciencia, esta presentación busca ponderar la influencia, para la modulación de una transición democrática que terminó prescindiendo de los actores sociales que la hicieron posible, de la Intervención Sociológica, el método tourainiano de análisis de los movimientos sociales, realizada al movimiento de pobladores chileno entre 1985 y 1987 por un acuerdo entre CADIS (Francia) y SUR (Chile) y que concluyó que éstos correspondían a un movimiento social imposible." (Conversatorio Ciencia y Política, 2016)

     

  

  • Carolina Ávalos
    Red de Profesores de Filosofía de Chile (Reprofich). Trabaja en torno a la enseñanza de la filosofía.

    "Filosofía y la posibilidad de emancipación
    La problematización de conceptos como saber, disciplina y pueblo, implica una crítica a las formas tradicionales de la investigación filosófica y a las prácticas pedagógicas. Desde aquí propondré algunos problemas y preguntas que articulen enseñanza de la filosofía y emancipación. Esto supone la idea que la filosofía en sus formas institucionales no favorece ni alcanza la emancipación de los sujetos. ¿Es posible una emancipación desde las definiciones disciplinares y científicas de la filosofía? Para introducirme en las posibilidades que implica esta pregunta, abordaré los dos ejes que sostienen mi investigación: en primer lugar, pensar la experiencia pedagógica como una forma de saber que expresa nuevas formas de la “condición social” de estudiantes y profesores. Y, en segundo lugar, pensar la enseñanza de la filosofía, ya no como la posibilidad de formar e instruir al pueblo, sino como posibilidad de auto-emancipación del mismo."  (Conversatorio Ciencia y Política, 2016)

  

  • Juan Carlos Ruiz
    Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS, PUC). Ha trabajado los temas de conflictos y violencias en barrios, renovación urbana participativa y mejoramiento de barrios, políticas urbanas y de prevención en barrios.

    "Para la comprensión adecuada del mundo de lo popular y de la generación de procesos de transformación políticos y sociales es necesario pensar nuevas claves análisis. Mucho se ha discutido sobre el expolio y expulsión de millones de trabajadores y trabajadoras, minorías de toda clase y comunidades, como procesos complejos y sofisticados del capitalismo global, que encadenan actores y sistemas muchas veces mas allá de nacionalidades o ideologías. Sin embargo, en una apuesta por ir mas allá de las desigualdades evidentes, Saskia Sassen propone des-teorizar los hechos en el análisis social, mirándolos en sus elementos mas básicos  que permitan suspender al menos por un tiempo las categorías mas comunes y familiares. Por lo mismo, propongo que una mirada sistemática de lo popular que recurra a hechos y datos mas que clivajes conceptuales, que intente ver con ojos nuevos las voces y practicas de pobladores, trabajadores y actores en el contexto de una nueva fase capitalista. Una fase donde el “opresor” es cada vez mas un sistema complejo que combina personas, redes y maquinas sin ningun centro evidente, donde los oprimidos son parte de la infraestructura social para el poder. Uno de los roles mas importantes de las ciencias sociales es sin duda dar voz a esas comunidades en este nuevo escenario."  (Conversatorio Ciencia y Política, 2016)

 


 Convocatoria

 

La búsqueda por construir alternativas de una investigación científica orientada por los intereses de los trabajadores, del movimiento popular, de los movimientos sociales y subalternos, junto con la continua necesidad de mantenernos atentos a nuestras prácticas investigativas y sus consecuencias, abren la pregunta por la relación entre ciencia y política, la que creemos es hoy una cuestión de primer orden. Y es que parecieran no existir propuestas de una praxis de investigación políticamente comprometida que vayan más allá de la denuncia, la ventriloquía, la crítica ideológica y el academicismo. Mientras que, por otro lado, las incipientes apuestas en esta línea enfrentan fuertes dificultades para su consolidación.

 
Sin embargo, el problema no radica solo en la ausencia de alternativas consolidadas, sino que también en una incomodidad frente a las que existen actualmente. A grandes rasgos, se reconoce en Chile al menos dos polos problemáticos en las orientaciones de los investigadores de izquierda: la denuncia y la crítica ideológica como usos principales de la investigación científica, y el enclaustramiento del debate especializado y la publicación indexada. Los investigadores más arrojados a la política han tendido al primer polo, a la denuncia. Si bien aquella es una labor necesaria en el marco de las luchas ideológicas, suele primar en este campo un reduccionismo de la producción científica a su carácter ideológico, donde parecieran no existir tácticas distintas a la denuncia develadora.


Por el otro lado, investigadores más rigurosos en la producción de conocimiento tienden a enclaustrarse en el campo académico. Si bien entre estos suele existir debate, este se presenta especializado y acotado a la publicación indexada. De modo que el conocimiento se deslocaliza respecto a las disputas que se despliegan en los territorios en que habitan; y, vía el factor de impacto, este se abstrae de lo sustantivo, para devenir en pura forma. En este contexto, el compromiso político del investigador queda restringido a las preocupaciones ético morales individuales, mientras su crítica se desvanece en el mar de citas y cálculos matemáticos que sostienen la isificación. 

 
En este contexto, planteamos y extendemos la invitación al Seminario “Seminario ciencia y transformación social: reflexiones sobre el quehacer de la investigación”, en donde buscamos producir un espacio de reflexión y de debate en torno a los roles que le competen a la investigación social en el despliegue de las luchas populares y sociales contra las relaciones desiguales que sostienen la dominación y la explotación en nuestra sociedad. Confiamos en los potenciales rendimientos de la producción teórica para la comprensión de las realidades que enfrentamos día a día, con lo que su concreción y territorialización devienen en un imperativo.

 
De ahí que la reflexión en torno a la ciencia y la política en el Seminario se desarrollará a partir de tres ejes de investigación sobre la realidad chilena: movimientos populares y sociales, movimiento obrero y sindical, y clases dominantes. En un panorama de escasa vinculación entre ciencia y política, proponemos un tipo de debate en donde el conocimiento producido por los expositores se ponga en juego a través de la evaluación política, donde las formas de producción y el conocimiento como herramienta de lucha son objeto de reflexión y crítica a la luz de su potencial revolucionario. 


Es así como los días jueves 23 y viernes 24 de marzo de 2017, investigadores jóvenes de múltiples disciplinas que están llevando adelante programas de investigación en torno a los ejes del seminario, confrontarán las agendas y/o preocupaciones políticas que se encuentran tras su quehacer profesional junto con la intervención de otros investigadores que tensionarán estas propuestas desplegadas en las distintas mesas temáticas.